NUESTRA SOPA CASTELLANA

A menudo las expresiones artísticas, culturales o de otra índole, de un pueblo son manifestaciones de la identidad de este. La gastronomía representa un claro ejemplo de ello. Castilla, tierra forjada en la dureza, a la brega del vivir diario impregna su propia esencia, al natural desarrollo de la alimentación tradicional de esta tierra, contribuyendo al proceso de identidad colectivo y enriqueciendo la diversidad cultural de los pueblos.

Y es la Sopa Castellana donde parece reflejarse la esencia misma del pueblo castellano. Pueblo humilde, sobrio y austero, que necesita del trabajo laborioso para sentirse en comunión con su tierra, ve volcada su propia identidad en este plato, surgido de la hora más dura de esta tierra, cuando el labriego y el pastor debían hacer necesaria economía en el comer, pero a pesar de la pobreza y dureza con orgullo y satisfacción disfrutan de lo que la tierra y el sudor de su trabajo provee.

Otrora almuerzo necesario al despuntar el día para enfrentarse con buen ánimo y férrea disposición al quehacer diario del paisano castellano, ha quedado hoy como plato típico de las festividades de Semana Santa, como símbolo, no solo del sentir castellano, sino de la sobriedad que requieren estas fechas.

Si Castilla no gusta de suntuosidad y soberbia, al sentirse cómoda en su austeridad natural, su Sopa Castellana no podría ser de otra manera.

Ingredientes y elaboración:

Se calienta agua, sin que llegue a hervir, pudiendo enriquecerse con caldo o huesos de jamón, se añade sal e incluso laurel, comino, pimentón, etc.

A continuación se añade el ingrediente principal de este humilde plato, la hogaza de pan tradicional de Castilla. Pan duro de varios días atrás cortado en rodajas que espesaran la sopa y recordarán, debido al color del pimentón, a la carne un lujo en los tiempos más duros. También se pude rehogar el pan junto con los ajos y el pimentón, antes de añadirlo al caldo.

Los ajos también son un ingrediente de este plato, se rehogarán fileteados junto con el pimentón (dulce o picante) para añadirlos a la mezcla.

Todo ello se mantendrá entre una hora y dos en agua caliente. Antes de servir se rompen

Unos huevos sobre la sopa removiéndolos con cuchara de palo. Ya está lista para servir muy caliente en una tradicional cazuela de barro.

AsambleaID

3 comentarios to “NUESTRA SOPA CASTELLANA”

  1. rocketon Says:

    ¿Esto tiene algo que ver con la sopa de cerdo de los identitarios franceses o es mera información cultural gastronómica?

  2. ya nos gustaría Says:

    No rocketón, no tenemos ni la cantidad de militantes identitarios capaces de “socializar” la sopa a nuestros pobres.😦
    Es simplemente NUESTRA SOPA, otra manera curiosa de enmarcarnos entre los resistentes culturales frente a la islamización.

  3. Cochon Says:

    La verdad que sería muy bonito ayudar a todos esos europeos olvidados por las administraciones públicas, que no han tenido tanta suerte en la vida y quizas solo necesite un mano solidarista y un plato caliente… de sopa castellana con tocino, por supuesto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: